ANTECEDENTES Y PRINCIPIOS


 

El itinerario cultural se revela como un concepto muy fecundo. Ofrece un cuadro privilegiadoNao,  "Retablo de Cubells" (Spain) para una dinámica de comprensión mutua, de lectura plural de la historia y de una cultura de paz. Se fundamenta en los movimientos de población, el encuentro y el diálogo, el cambio y la interfecundación de las culturas, en el espacio y el tiempo. (2.a)

El concepto de itinerario cultural :

  • se refiere a un conjunto de valor superior a la suma de los elementos que lo constituyen y que le confieren su SENTIDO;
  • ilustra el intercambio y el diálogo entre países o entre regiones
  • revela una pluralidad de dimensiones que desarrolla y enriquece su primitiva función.(4. b)

La identificación del itinerario cultural se basa en un conjunto de puntos fuertes y de elementos tangibles, testigos del significado del propio itinerario.(4.d)

Conclusiones de la reunión de expertos, ' Los Itinerarios como Patrimonio Cultural ', Madrid, 1994.

En el marco de la Convención del Patrimonio Mundial, los itinerarios culturales emanan de las Orientaciones y , especialmente, del artículo 19 que considera 'a la serie en si misma y no individualmente a los elementos que la componen.

 

PRINCIPIOS DE BASE

 

  • Promover el respeto y la puesta en valor de los distintos tipos de patrimonio cultural del ser humano - tanto tangible como intangible - con el objetivo de poner en contacto pueblos y culturas, cualquiera que sea su origen.

     

  • Frente al actual movimiento que tiende a uniformar las culturas, fortalecer las propias identidades culturales, para lograr el enriquecimiento intercultural y superar, al mismo tiempo, las fronteras de las incomprensiones históricas, y buscar factores de acercamiento y de concordancia entre los pueblos. Esto implica sobre todo, el respeto a las diversas interpretaciones culturales de un mismo patrimonio.

     

  • Buscar la apertura cultural, la relación interprofesional entre las llamadas ciencias técnicas y las ciencias sociales, promover la capacidad de dialogo y el deseo de comprender que ninguna orilla del saber, como ninguna orilla cultural, está alejada ni es ajena a la totalidad.

     

  • Comprender a los itinerarios culturales como un medio de fortalecer la responsabilidad colectiva de los pueblos frente a los bienes culturales.

     

  • Enriquecer el espacio de reflexión y análisis en sus aspectos históricos y culturales por intermedio de los itinerarios.

     

  • Reconocer que el conocimiento es una permanente ida y vuelta de causa y efecto que hay que explorar en forma continua, para entender y respetar todos los aspectos de la actividad humana materializados en trazas e itinerarios culturales, que son parte integral del patrimonio cultural.

 

Tenerife, 8-9-1998

 

www.icomos-ciic.org