El 'Itinerario Cultural de la Vid y el Vino en los pueblos del Mediterráneo' Santo Domingo de la Calzada, La Rioja (España), Mayo, 1999


 

Reunidos en el Camino de Santiago, localidad de Santo Domingo de la Calzada, La Rioja (España), para estudiar "El itinerario cultural de la vid y el vino en los pueblos del Mediterráneo", a iniciativa del Gobierno de La Rioja, y bajo los auspicios del Comité Internacional de Itinerarios Culturales de ICOMOS, los expertos designados por sus respectivos Comités Nacionales de ICOMOS de los países del Mediterráneo exponen:

PRIMERO

  • Que el "Itinerario Cultural de la vid y el vino" constituye una realidad histórica y cultural que se funda en los movimientos de población, el encuentro y el diálogo, el intercambio y la fecundación entre diversas culturas, en el espacio mediterráneo, desde época prehistórica.

     

  • Que dicho itinerario representa un concepto fecundo para el mundo actual, al ofrecer un cuadro privilegiado para una dinámica de comprensión mutua, de lectura plural de la historia y de una cultura de paz.

     

  • Que dicho concepto posee un carácter abierto, dinámico y evocador que recoge las conclusiones del estudio de estrategia global asumido por la UNESCO conducente a un mejor reconocimiento en el patrimonio de las "dimensiones económicas, sociales, simbólicas y filosóficas y de las interacciones constantes y múltiples con el medio natural en toda su diversidad".

     

  • Que, conforme a las conclusiones de la Conferencia internacional de ICOMOS sobre Itinerarios Culturales (celebrada en Tenerife en Septiembre de 1998) que dio lugar a la creación del Comité Internacional de Itinerarios Culturales de ICOMOS (CIIC), el valor y la configuración de este itinerario cultural reside en el conjunto de todas las partes que lo componen a lo largo de su trayecto.

     

  • Que dicho itinerario se inscribe en una perspectiva global de intercambios materiales, culturales y espirituales, la cual incluye tanto elementos tangibles como intangibles, y tanto a la cultura como a la naturaleza.

     

  • El "Itinerario Cultural de la vid y el vino en los pueblos del Mediterráneo" es un instrumento idóneo para realizar investigaciones que pongan en evidencia los intercambios que se han generado, y para favorecer las visitas de estudio y el turismo cultural, así como programas de sensibilización del público y de educación de la juventud.

     

  • La protección y promoción de dicho itinerario cultural requiere un buen tratamiento de su gestión y de su uso turístico, así como la participación de los habitantes que viven en los territorios por los que transcurre. Es igualmente necesario establecer una política de planeamiento del territorio dentro de una perspectiva de desarrollo duradero.

SEGUNDO

Desde el punto de vista de su valor como Patrimonio Mundial:

  • El Itinerario Cultural de la vid y el vino en los pueblos del Mediterráneo posee, a nuestro juicio, un valor universal y excepcional en su conjunto, sin que este juicio pueda aplicarse a cada una de las partes que lo componen en las distintas regiones y países del itinerario sin realizar un estudio profundo de cada una de ellas.

     

  • El Itinerario Cultural de la vid y el vino en los pueblos del Mediterráneo se fundamenta en la dinámica del movimiento que históricamente ha dado lugar a este itinerario mediterráneo. Dicho movimiento ha producido un fecundo intercambio, con continuidad en el espacio y en el tiempo.

     

  • Se refiere a un conjunto de valor superior a la suma de los elementos que lo constituyen y que le confiere su sentido.

     

  • Ilustra el intercambio y el diálogo entre países y entre regiones.

     

  • Revela una pluralidad de dimensiones que desarrolla y enriquece su primitiva función que en unos casos fue religiosa, en otros comercial, ritual etc..

     

  • El Itinerario Cultural de la vid y el vino en los pueblos del Mediterráneo puede ser considerado como un tipo cultural y dinámico de paisaje cultural tal como se contempla en las "Orientaciones para la puesta en práctica de la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO de 1972"

     

  • La identificación de este Itinerario Cultural debe basarse en todo caso (regional, nacional, etc.) en un conjunto de puntos fuertes y de elementos tangibles, testigos del significado del propio Itinerario

     

  • La prueba de autenticidad debe aplicarse, en cada caso (región, país, etc.) en función del sentido y del mensaje de este itinerario cultural.

     

  • En todos los tramos (regionales, nacionales e internacionales) se tendrá en cuenta su vigencia temporal y, eventualmente, su uso actual, y también las legítimas aspiraciones al desarrollo de los núcleos que se vean implicados en el mismo.

     

  • En cualquier caso, se establecerá en relación con el cuadro natural y la dimensión intangible y simbólica del Itinerario.

EN RESUMEN

  • Se considera, en fin, que el Itinerario Cultural de la vid y el vino en los pueblos mediterráneos está constituido por elementos tangibles cuyo sentido emana de intercambios y del diálogo entre las diversas culturas a través de países o regiones, y que demuestran un movimiento a lo largo de su trayecto, en el espacio y en el tiempo.

 

SANTO DOMINGO DE LA CALZADA
19 de Mayo de 1999

 

www.icomos-ciic.org